De cuestas va la cosa

Empieza el año y con él la típica cuesta de Enero. Cuesta económica que todos los bolsillos parecen sufrir (excepto los de los que no tenemos nada 😛 ). Si vale soy un llorón pero es que el que no llora no mama y como a mí lo de mamar no me va pues lloro 😛 Y no, no vine a quejarme de la cuesta de Enero que ya pasó sino a lo cuesta arriba que se me está haciendo sentir Febrero. Que si un proyecto se acaba, otro que empieza y 20 mil que tenemos a medias. Los que habemos no damos a basto pero bueno… dicen que el trabajo es salud ¿no? ¿Y entonces por qué no se lo dan a los que estan en hospitales? Vamos que ando un pelín cansado con tantas cosas pero que se le va a hacer, es la rutina. Este finde probablemente tengamos viaje relampago a Madrid para instalación de nuevos servidores. Yoctonet instala nuevos servidores propios. Nuestro camino sigue adelante, con mucho trabajo pero adelante 🙂
En cuanto al resto de cosas personales pues ando con ganas de meterme en algo que suponga mi primera inversión económica de gran escala a nivel personal. Supongo que empezaré por un coche porque un piso me parece demasiado con mi “inestabilidad” laboral. Ya vi un Seat Leon que me cautivó pero mi hermano me pide que aspire a más ya que será mi gran adquisición y es que él conoce mi sueño, pero bueno hay sueños a los que no se puede llegar (por lo menos en ciertos momentos) y creo que ahora no es el momento para este.
Pues nada eso que mientras el proyecto sigue parado, disfruto de mi sobrino, trabajo mucho, descanso poco y todo eso, soñar se puede soñar porque el soñar no cuesta dinero y en mis sueños no hay cuestas que valgan.

4 respuestas a “De cuestas va la cosa”

  1. COMPRATE EL LEON!!!!!!!!!!!!!!es una pasada de coche.si te lo compras me tienes en alli en horas,jajajajaja.Como me gusta ese coche!!!!
    que tal te va???tu sueña pero ten cuidado por que volver a la realidad es duro,eh????un besazo y a ver si hablamos pronto!

  2. Hoy mismo lo hablabamos a la hora de la comida, me decia mi compañera,
    se me está haciendo más difícil Febrero que Enero, y sí, es verdad, yo particularmente me siento cansada, pero no fisicamente, es más bien un cansancio mental, en fin.
    Saludos energeticos¡¡¡¡¡

Comentarios cerrados.